Residencia y Centro de Día de mayores Cruz Roja de San Fernando 956 88 57 49 / 956 88 57 48
rm.sanfernando@rmcruzrojasanfernando.com

Abordaje terapéutico a través de las dinámicas de grupo

Departamento de Terapia ocupacional

En Terapia Ocupacional recurrimos a las dinámicas de grupo como método terapéutico en las que reunimos a un grupo de residentes para lograr un fin determinado, como veremos más adelante. Las dinámicas de grupo son un recurso valioso, por sus posibilidades de adaptación a los distintos niveles cognitivos de los residentes, así como al número de personas y a los temas a tratar.

Existen muy variados y diversos tipos de dinámicas aunque todas tienen en común un objetivo principal: aumentar el grado de cohesión de los miembros que componen el grupo.

Existen diferentes tipos:

1. De presentación:

En este caso, los residentes se presentan uno a uno, con objeto de que los demás aprendan sus nombres, siendo éste el primer paso para empezar a relacionarse, algo que favorece su adaptación.

De este tipo, una de las dinámicas que más éxito tiene es la de “La tela de araña”, que consiste en ir pasando un ovillo de lana a la persona que te interesaría conocer. Esta persona dirá su nombre y algo significativo de su vida, como el lugar donde nació o alguno de sus hobbies. Al finalizar, se crea una figura semejante a una tela de araña.

2. Resolver conflictos:

Estas dinámicas buscan proporcionar herramientas a los residentes que les ayudarán a aprender a afrontar los conflictos de la mejor forma. Además, se trabajan así componentes cognitivos concretos como son las funciones ejecutivas o habilidades necesarias para resolver los problemas. Son las que empleamos con más frecuencia.

3. Para soltar tensiones y divertirse:

En este caso, las dinámicas se componen de ejercicios estructurados dirigidos a liberar energía acumulada en forma de tensiones a través de la risa, el movimiento y la voz.

4. Autoafirmación:

Realizamos ejercicios que persiguen la autoafirmación de los participantes en su individualidad y en su faceta de integrantes de un grupo. De esta forma, por ejemplo, realizamos dinámicas donde los residentes explican su experiencia sobre un tema determinado.

5. Favorecer la comunicación:

Estas dinámicas buscan estimular la comunicación favoreciendo la escucha activa entre los participantes. En éstas, prestamos especial atención a los turnos de palabra y hacemos preguntas concretas al resto de participantes sobre los testimonios que expresan los residentes.

6. Psicomotricidad:

En este caso, se emplean para optimizar la capacidad funcional, el bienestar mental y la autonomía del adulto mayor. Con ello intentamos estimular al máximo la motricidad voluntaria y automática, la   coordinación de movimientos, la orientación y las funciones visoespaciales  a  través  del  movimiento  como  elemento terapéutico.

Para este tipo de dinámicas solemos utilizar elementos como pelotas, picas o cuerdas, que invitan a movimientos automáticos, como el lanzamiento de pelotas. Además, son muy divertidas, ya que creamos un ambiente muy distendido a través de la música.

En todas estas variantes, los familiares juegan un papel muy importante ya que favorecen la adaptación de los residentes al centro y enriquecen la actividad de forma muy positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *