Residencia de mayores Cruz Roja de San Fernando 956 88 57 49 / 956 88 57 48
rm.sanfernando@rmcruzrojasanfernando.com

Importancia de la reeducación de la marcha en fisioterapia geriátrica

Departamento de Fisioterapia

En el paciente geriátrico, es frecuente que se presenten alteraciones de la marcha debido al proceso involutivo de la persona, en el cual existe una disminución del estado reactivo de la marcha y del equilibrio. Esto viene provocado por la disminución de los reflejos, problemas sensoriales, toma de fármacos, patologías osteomusculares, etc., factores que aumentan notablemente el riesgo de caídas, llevando a veces al residente a tener que hacer uso de las distintas ayudas técnicas como el bastón o el andador y en los casos más extremos, a ser usuario de silla de ruedas.

De ahí radica la importancia de la reeducación de la marcha, ya que ésta contribuye a mejorar la estabilidad y seguridad durante la misma, previniendo así las caídas y la inmovilidad en los mayores.

En nuestra residencia, realizamos una valoración integral de fisioterapia, usando además la escala de Tinetti, que es un test con múltiples ítems que valora las distintas fases de la marcha y el equilibrio, y que arroja un resultado del riesgo de caídas, así como de los aspectos a trabajar.

Nuestro principal objetivo es evitar el Síndrome de inmovilización, con los efectos nocivos que conlleva y evitar posibles caídas y sus consecuencias. Es por ello que una de las principales terapias usadas en nuestro centro, se basa en la reeducación de la marcha y el equilibrio, así como de las distintas transferencias.

Con esto conseguimos mejorar:

  • Control postural.
  • Fuerza muscular y agilidad.
  • Equilibrio en bipedestación y estabilidad dinámica.
  • IMG_2043Esquema de la marcha.

Además, cuando es necesario, hacemos uso y facilitamos a nuestros residentes, las diferentes ayudas técnicas para la marcha de las que disponemos, tales como: muletas, bastones, andador, etc., enseñándoles a manejarlos de forma adecuada, con destreza y una buena postura.

En los casos en los que es necesario que el residente haga uso de silla de ruedas como medio de desplazamiento porque el riesgo de caídas sin la misma es muy elevado, trabajamos (siempre que el residente conserve las aptitudes necesarias) la reeducación de la marcha en paralelas o con andador bajo supervisión estrecha, evitando así los efectos secundarios de la inmovilidad y la pérdida del esquema de la marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *